Inducción al encuentro con tu alma.

Todos tenemos tres elementos como seres humanos: un cuerpo, una mente y un alma.

 

El "centro de control" está en la mente.

 

Desde la mente, gestionamos el cuerpo,  y gestionamos el alma.

 

En una sesión de inducción al contacto con el alma, entrarás en un estado de meditación 

 

profunda, placentera y relajada, cerrando casi por completo tu mente racional consciente,

 

y abriendo de par en par las puertas de tu mente subconsciente,

 

espacio natural que habita tu alma.

 

Y mientras disfrutas tu experiencia, ajustaré tus chacras, y potenciaré tu canal de energía Chi.

Breve vídeo ejemplo de una de mis inducciones.